La morfopsicología se define como una ciencia humana como la medicina, la psiquiatría o la psicología. No es una ciencia exacta como las matemáticas (cada ser humano y cada cara son únicos) ni una enter ciencia experimental como la física. Pero el método de observación utilizado se basa en leyes biológicas, aplicables a cualquier ser vivo.

Como otras ciencias clínicas, la morfopsicología se basa en la observación directa para deducir hipótesis de trabajo. De esas numerosas observaciones, se han deducido leyes que deben ser manejadas con prudencia, como en medicina, ya que los imponderables siempre pueden desempeñar un papel importante. Pero de forma general, en esa disciplina todo es contrastable y justificable. En caso de inexactitud, el morfopsicólogo puede volver a la fuente del error y corregir.

Además, es también una ciencia analógica, ya que muchas deducciones se apoyan en analogías con el mundo animal o vegetal. Como complemento a las técnicas científicas, también interviene la intuición, esa facultad global que permite captar la realidad sin pasar por la reflexión. Esa intuición está ‘educada’ por la formación de morfopsicólogo, y se usa como lo hace un médico que se beneficia de su memoria intuitiva después de haber visto muchos casos. En Francia, esa disciplina se enseña en varias universidades.

Quiero añadir algo en relación a los que desconfían de cualquier herramienta que no tiene una ADN puramente matemática y que hablan de ciencia como si fuera la panacea o el santo grial, y como si fuera de lo científico no existiera nada. ¿Cómo encajamos esto cuando estamos hablando del ser humano? ¿Es científico el amor, la envidia, el odio, la simpatía….? ¿Como se mide todo esto? ¿Y existen o no?…